Haz el amor, no la guerra

Este lema antibelicista es aplicable a cualquier guerra, incluida la de pareja. Y es que cualquier conflicto en una relación se acentúa por falta de amor. La confrontación surge por múltiples motivos, el principal: la falta de comunicación o malos entendidos. Hablamos desde la razón y no desde el corazón, lo que pone a la otra persona a la defensiva y en posición de ataque. Igualmente, solemos oír al otro para responder y salir victorioso de la disputa, no para escuchar lo que nuestra pareja verdaderamente nos quiere decir.

El motivo de que gritemos es porque nuestros corazones se sienten alejados y tenemos que alzar la voz para nos oiga, cuando los corazones están unidos, próximos, no hace falta levantar el tono, se susurra. Anhelamos estar conectados con otra persona, sentirnos queridos, reconocidos, comprendidos, cuidados… pero, lo hacemos con nosotros mismos? Y con los demás? Cómo podemos esperar que nos den lo que no nosotros no sabemos darnos?

Ámate, con devoción, incondicionalmente, con tus defectos, miedos, miseria. Cuídate, mímate, respétate…eres la única persona con la que pasarás toda tu vida. Sólo cuando seas tu gran amor, podrás amar a los demás. De una forma sana, equilibrada, sabiendo que sois uno. Entonces, hazle el amor todos los días, a todas horas, cada minuto. Dile lo que sientes, trata de no hacerle daño, de no jugar, sin estrategias. Hazle sentir que es la persona que has elegido entre todas las del planeta. Facilítale la existencia. No la juzgues. Hazle el amor todos los días, incluso en la cama.

5 motivos para elegir la mediación

1 DECIDE SOBRE TU VIDA. No dejes que otros lo hagan por ti, eres el autor de tus aciertos y de tus errores. Elige ser el protagonista en la solución de tus problemas. No dejes que NADIEajeno a ti y a tus circunstancias decida qué es lo más te conviene, difícilmente acertará. Tú sí lo harás.

AHORRA. Tiempo, dinero y sufrimiento. No dilates la solución a tu conflicto en la vía judicial, no malgastes tu economía en procesos costosos y que no van a satisfacer a ninguna parte, no prolongues ni aumentes la insatisfacción que se siente ante la falta de paz en tu vida.

3 CRECE. Un conflicto bien gestionado nos hace mejores. Nos enseña una parte de nosotros que desconocíamos. Todo el mundo es capaz de guerrear y ponerse en mano de otros para intentar “ganar”, pero no todo el mundo es capaz de solucionar sus problemas de forma pacífica. Sólo los mejores pueden hacerlo, sé uno de ellos.

4 CONOCE A LA OTRA PARTE. Conocer es comprender. El desconocimiento nos asusta y ese miedo nos provoca distanciamiento. Si logramos empatizar con la otra parte, entenderemos que también tiene sus razones para estar en conflicto y eso nos ayudará a acercar posturas.

5 QUEDA EN PAZ. A veces no nos concedemos la libertad de acabar con el problema, nuestro entorno nos presiona para que sigamos en él. Escúchate a ti mismo y decide crear un acuerdo que perdure en el tiempo.

6 ventajas de la mediación

1 RAPIDEZ: El proceso de mediación puede concluirse en pocas sesiones, siendo siempre más breve que un proceso judicial.

2 BUENAS RELACIONES: En mediación no hay ganadores ni perdedores, ya que los acuerdos alcanzados son satisfactorios para todos los participantes.

3 BUENA FÉ: Al ser un proceso voluntario, existe una predisposición positiva a trabajar en común para llegar a acuerdos de forma pacífica.

4 PERSONAL: Los participantes asisten directamente a las sesiones de mediación, es decir, no pueden valerse de representantes o intermediarios.

5 PREVENTIVA: La mediación puede realizarse en conflictos latentes o antes de que se agraven

6 MENOR DESGASTE EMOCIONAL: La mediación disminuye el enfrentamiento y genera una menor tensión emocional y psicológica para las partes y otras personas implicadas, mejorando así su calidad de vida.

Fases del proceso de mediación

El proceso de mediación en seis fases:

1 PREMEDIACIÓN: En esta primera fase se crean las condiciones que facilitan el acceso a la mediación. Se habla con las partes por separado, se explica el proceso a seguir y se solicita su consentimiento.

2 PRESENTACIÓN: Fase dedicada a establecer las “reglas del juego” y a crear confianza entre todos.

3 CUÉNTAME: Los mediados exponen su versión del conflicto con los sentimientos que les acompañan.

4 ACLARAR EL PROBLEMA: Identificar los nudos conflictivos, los puntos de coincidencia y de divergencia del mismo.

5 SOLUCIONES: Búsqueda creativa de soluciones por las partes que derive en la proposición de alternativas.

6 ACUERDOS: Definir con claridad los acuerdos. Estos han de ser equilibrados, específicos, posibles.

Contacta conmigo